3 cascadas en vacaciones de Semana Santa con niños

En Semana Santa empieza en deshielo, y después de las nevadonas que han caído, te proponemos 3 cascadas para ir en vacaciones de Semana Santa con niños.
Cada una tiene un nivel de dificultad, y dependiendo de la edad, de los acostumbrados que estén al ejercicio y de las condiciones climatológicas, puede ser más o menos fácil para ellos. Ahí van descritas de más fácil a menos, por distancia desde donde dejar los vehículos. Las 3 cascadas están a 10-15 km de Monte Holiday Ecoturismo.

3 cascadas para ir de vacaciones de Semana Santa con niños
  1. Chorrera de Mojonavalle, Canencia de la Sierra

La Chorrera de Mojonavalle tiene orientación norte y se hiela a menudo durante el invierno. Foto copyright Ana Sancho

La más accesible de las tres, se encuentra en un precioso bosque de pinos, abedules, tejos y acebos. En invierno es habitual verla totalmente congelada. 4 kilómetros ida y vuelta, 100 metros de desnivel.
Subiendo por el Puerto de Canencia desde Canencia, deja el coche en el km 9,700 aproximadamente y continúa a pié por la pista que sale en la margen izquierda del arroyo según miras aguas arriba, pasando una barrera. Continúa por la pista hasta que llega un momento en que gira bruscamente a la derecha, cruza el arroyo a la izquierda por una piedra que hace de puente y sigue por la senda unos 200 metros hasta coger el primer desvío a la derecha en un cruce de caminos. Esa senda te llevará a la cascada en un bonito sendero entre pinos. Si continuas por el camino, llegarás a un refugio (cerrado), con unas vistas impresionantes sobre el Valle del Lozoya. Una mañana y te sobra tiempo. Y esta es la tercera de las tres rutas para hacer con niños en puente diciembre en Madrid. Aunque esta casdada es la que está en mayor umbría, es la más corta y es muy accesible desde la carretera, es la más facil para venir de vacaciones de Semana Santa con niños.
Las rutas propuestas están muy cerca de Monte Holiday Ecoturismo, entre 10 y 20 minutos de coche hasta el comienzo de la ruta. Aquí tienes la localización en google maps:

 

2.- Chorrera del Purgatorio, Rascafría.
La Cascada del Purgatorio son varias cascadas en varios saltos. Foto copyright Javier Sánchez

Para llegar a ellas, se pueden utilizar las diversas pistas que recorren la cabecera del arroyo Aguilón, pero teniendo en cuenta que en todas ellas está restringido el acceso de vehículos. La ruta más utilizada por los excursionistas, de 6 km de longitud, parte del monasterio de Santa María del Paular, desde este punto, se atraviesa el puente del Perdón que queda enfrente y de aquí se continua por la antigua carretera de Madrid, el Camino Viejo de Madrid.
Tras un desvío a la izquierda señalizado, se llega a un puente de madera, donde comienza un sendero serpenteante y estrecho, de 1,5 km de longitud, que remonta el arroyo del Aguilón, llegando así a un mirador de madera situado en frente de la cascada Baja.

3.- Chorrera de San Mamés, San Mamés y Navarredonda.
30 metros de altura en un sólo salto, la convierten en la más alta de la Comunidad de Madrid. Foto copyright Ana Sancho

Es la Cascada más alta de la Comunidad de Madrid, con 30 metros de altura. La distancia a recorrer es de 11 km en unas 4 horas y media y un desnivel de 350 metros. Desde la Iglesia de San Mamés cruzando la carretera empieza un camino dirección a la Quesería Santo Mamés.
Con una altura por encima de los treinta metros, la chorrera de San Mamés se despeña al pie de la ladera del Lomo Gordo, de 2.075 metros. Es tan importante este salto que, al contrario de lo que dicta la norma, da nombre al caudal que lo forma: arroyo del Chorro. La cascada forma el accidente más destacable de la amplia vertiente sur de esta montaña y es visible desde kilómetros de distancia. Es considerado el salto de agua más grande de la Comunidad de Madrid
El camino habitual que lleva hasta la chorrera arranca desde la iglesia. Desde allí y rumbo norte enseguida quedan atrás las últimas casas, continuando por una vía pecuaria delimitada por cercas de piedra donde aún podemos contemplar alguna vaca pastando en las fincas. Tras un trecho, llegamos a la Quesería Santo Mamés donde merece la pena hacer un alto y degustar alguno de sus ricos quesos.
Siempre en suave ascenso, la vía llega hasta la entrada del bosque, cerrada por una barrera junto a la antigua casa del guarda. En ese momento entramos al pinar hasta llegar a una curva cerrada a la derecha. Un cartel invita a dejar la pista para continuar por el camino que, recto, lleva a la chorrera. A partir de este momento el camino marcha a media ladera, alcanzando enseguida el borde del pinar por el que cruza un riachuelo. Un último repecho concluye a escasos metros del pie de la cascada. La Cascada de San Mamés es la única de las 3 que está expuesta al sur, las laderas de los Reajos, las montañas de las que se produce el deshielo, son muy sensibles a los cambios de temperatura. También es más calentita para los días que esté soleado, como en la foto de la familia más arriba, el lugar es perfecto para descansar y venir  de vacaciones de Semana Santa con niños.

¿Te animas a venir de vacaciones de Semana Santa con niños?

Las cascadas muestran su apogeo con el deshielo. Normalmente se produce cuando sube la temperatura y llueve. Hay que estar atentos, porque el aumento del nivel del agua suele ser espectacular, produciendo inundaciones y arrancando árboles a su paso. A finales de marzo puede ser buen momento para venir de vacaciones de Semana Santa con niños, las cascadas estarán a tope y el campo estará empezando a reverdecer después del invierno 🙂

Reserva ahora

Tabla de contenidos